Se necesita una muestra de esputo. Le pedirán que tosa profundamente y que escupa cualquier flema que provenga de sus pulmones en un recipiente especial. La muestra se envía a un laboratorio. Allí, se coloca en un plato especial (cultivo).